Google nos cuenta  cómo trabaja y cómo funciona una consulta.

El viaje de una búsqueda empieza antes de escribir una consulta. Primero se deben rastrear e indexar billones de documentos de la Web.

Cómo se encuentra la información con el rastreo de contenido

Google utiliza un software denominado “rastreador web” para descubrir páginas web de dominio público. El rastreador más conocido es “Googlebot”. Los rastreadores consultan las páginas web y siguen los enlaces que aparecen en ellas, al igual que haría cualquier usuario al navegar por el contenido de la Web. Pasan de un enlace a otro y recopilan datos sobre esas páginas web que proporcionan a los servidores de Google.

El proceso de rastreo comienza con una lista de direcciones web de rastreos anteriores y de sitemaps proporcionada por los propietarios de sitios web. Al acceder a estos sitios web, nuestros rastreadores buscan enlaces a otras páginas para visitarlas. El software presta especial atención a los nuevos sitios, a los cambios en los sitios actuales y a los enlaces inactivos.

Los programas informáticos determinan qué sitios rastrear, con qué frecuencia y cuál es el número de páginas que se deben explorar en cada sitio. Google no acepta pagos para rastrear un sitio con más frecuencia. Nos preocupamos más por tener los mejores resultados posibles porque, a largo plazo, es lo mejor para los usuarios y también para nosotros.

Cómo se organiza la información con la indexación del contenido

La Web es como una biblioteca pública cada vez mayor con miles de millones de libros y sin un sistema de archivo. En resumen, Google recopila las páginas durante el proceso de rastreo y, a continuación, crea un índice, por lo que sabemos exactamente dónde tenemos que buscar. Al igual que el índice del final de un libro, el índice de Google incluye información sobre las palabras y dónde aparecen. Cuando haces una búsqueda, en el nivel más básico, nuestros algoritmos buscan los términos de consulta en el índice para encontrar las páginas adecuadas.

A partir de ese momento, el proceso de búsqueda se vuelve mucho más complejo. Al buscar el “un término”, no quieres que aparezca una página que incluya la palabra cientos de veces. Probablemente, tu objetivo será buscar imágenes, vídeos o una lista de las características. Los sistemas de indexación de Google tienen en cuenta muchos aspectos diferentes de las páginas, como cuándo se publicaron, si contienen fotos y vídeos, etc. El gráfico de conocimiento nos permite ir más allá de la concordancia de palabras clave para entender mejor las personas, los lugares y las cosas que te interesan.

 

Cómo funciona la búsqueda

Como trabaja GoogleConsulta un gráfico en el que se indican las distintas fases del proceso de búsqueda (desde antes de hacer la búsqueda hasta el posicionamiento y los resultados que se muestran).

Para cada búsqueda hay miles o millones de páginas web con información útil. Los algoritmos son fórmulas y procesos informáticos que convierten las preguntas en respuestas.

Actualmente, los algoritmos de Google se basan en más de 200 señales únicas o “pistas” que permiten adivinar lo que realmente podrías estar buscando. Estas señales incluyen, entre otros, los términos de los sitios web, la actualidad del contenido, tu región y el PageRank.